• Calle Salamanca 6, 3-5 Valencia
  • 963 95 11 66

Elevación Mamaria

La caída de los senos viene determinada por el efecto de la gravedad y las variaciones de volumen en la propia mama, especialmente por la lactancia y fluctuaciones de peso, determinando que la piel y los ligamentos de sujeción de la mama cedan, lo que provoca que ésta caiga y se sitúe en una posición más inferior, con la areola y pezón a nivel o por debajo del pliegue inframamario.

Cada caso es totalmente individualizado, dependiendo el plan quirúrgico y el resultado final de muchos factores previos como la forma, tamaño, grado de caída y volumen de los pechos, estructura del tórax, las posibles asimetrías y la separación entre las mamas. Por ello es fundamental una adecuada planificación previa en la consulta, que requiere más de una exploración; en esas visitas previas se decidirá junto con la paciente la pauta a seguir tratando de equilibrar el deseo de ésta con la armonía corporal.

Según la situación de la areola se distinguen tres tipos de ptosis: leve, moderada y grave. Según el tipo de ptosis indicaremos una técnica u otra de intervención.

PTOSIS LEVE A MODERADA

Aumentar el volumen de la mama mediante la colocación de un implante, como en el aumento mamario. Si rellenamos la mama, el contenido y el continente se igualan. Está especialmente indicado en mujeres que, tras los embarazos y lactancias, han perdido volumen, y la piel no se ha retraído completamente. En algunos casos puede ser preciso un leve desplazamiento de la areola hacia arriba que conllevará una incisión periareolar.

PTOSIS MODERADA A GRAVE

Si hay un claro exceso de piel, se extirpa la sobrante, y se desplazan el pezón y la areola a una nueva posición más elevada. La piel puede extirparse alrededor de la areola como un dónut (cicatriz periareolar), o añadiendo una pequeña cicatriz vertical. Cuando la ptosis es mayor puede ser necesario añadir también una pequeña cicatriz horizontal.
Si hay suficiente tejido glandular se remodela la mama y se sube a la posición anatómica correcta (PEXIA MAMARIA o MASTOPEXIA). En caso de que haya poca glándula mamaria o la paciente quiera aumentar el volumen del pecho, puede colocarse una prótesis además de remodelar la piel (MASTOPEXIA CON PRÓTESIS).

TÉCNICA

La duración de la cirugía suele ser de 2-3 horas y se realiza habitualmente con anestesia general, siendo dada el alta al día siguiente de la intervención. Los drenajes, que opinamos que son fundamentales para evitar complicaciones a corto y largo plazo, son retirados generalmente a las 24 horas.

POSTOPERATORIO

El postoperatorio en la mastopexia sin prótesis no suele ser doloroso, sin embargo, la mastopexia con prótesis conlleva habitualmente molestias postoperatorias que serán tratadas con los analgésicos convenientes. La vuelta al trabajo se realiza a los 7 días si éste no es físico, pudiendo alargarse el periodo recomendado de convalecencia dependiendo de cada caso. Deben limitarse las actividades físicas importantes durante varias semanas.
Aunque se han descrito casos de lactancia, en general no se recomienda, ya que durante la cirugía puede ser extirpada o seccionada parte de la glándula, con la consiguiente sección de los conductos que van al pezón, por lo que podrían formarse quistes. Asimismo debe tenerse en consideración que con toda seguridad la estética mamaria obtenida con la cirugía se verá comprometida tras un periodo de lactancia.

El aspecto definitivo suele ser muy grato para la paciente, que ve cómo su silueta presenta una mayor armonía. La duración del resultado dependerá distintos factores (embarazos, fluctuaciones importantes en el peso, etcétera), aunque los resultados satisfactorios son duraderos.

Uso de cookies

Este sitio usa cookies propias y de terceros. Si continúa en el mismo, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra sección sobre las cookies.

ACEPTAR